Jueves, 21 de Septiembre del 2017
Región:

Informacion Turistica en Paracas

RESERVA NACIONAL DE PARACAS

Creada en 1975, la Reserva Nacional de Paracas se extiende al sur del de la ciudad de Pisco, en el departamento de Ica, y es la única Área Natural Protegida del Perú que conserva una muestra del ecosistema marino costero. Esta zona fue además declarada como Sitio Ramsar por la Convención de Humedales de Importancia Internacional en 1991. Cubre un área de 335 mil hectáreas entre la península de Paracas y la punta de Morro Quemado, al sur de la bahía de La Independencia. En sus dominios usted podrá encontrar varias playas de leyenda, alucinantes monumentos naturales esculpidos en la roca salitrosa, atardeceres inmejorables y, como si fuera poco, una vida silvestre diversa y abundante.
Además, la Reserva posee también valores culturales e históricos que se evidencian en 114 sitios arqueológicos registrados, testimonios de la exitosa interacción de los antiguos habitantes de Paracas con el mar.

Las costas e islas de paracas protegen a 120 especies de aves, entre residentes y migratorias como el guanay, los piqueros comunes y el pelícano o alcatraz.

QUE HACER EN PARACAS

Cultura paracas: visitas al museo Julio C. Tello, donde se conservan fardos funerarios y textiles de esta antigua civilización.

Birdwatching: más de 200 especies de aves entre residentes y migratorias se pueden encontrar en las islas, playas y puntas.

Geología: observación de paisajes marinos y costeros.

Deportes: es posible practicar trekking, kayak, windsurf y surf. Fuera de la Reserva se puede practicar off-road en camionetas 4x4.

POBLACION

La ciudad más cercana a la Reserva es Pisco, un antiguo puerto de pescadores que está siendo reconstruida después del fuerte sismo de 2007. En el balneario de Paracas, ubicado en la entrada de la Reserva, se puede encontrar toda clase de servicios y acomodaciones.

HOSPEDAJE Y SERVICIOS TURISTICOS

• En el balneario de Paracas, en la entrada de la Reserva, existe una excelente oferta de servicios turísticos (hospedajes y restaurantes). En el cercano puerto de
El Chaco también es posible tomar las lanchas que llevan a las islas Ballestas.

• Está permitido acampar en ciertas zonas de la Reserva (playas) infórmese al ingresar y sea muy precavido con sus desechos. Le recomendamos armar su campamento en zonas bien protegidas del viento nocturno y de preferencia donde hayan otros campistas.

FLORA Y FAUNA

En Paracas existe vegetación de lomas que se encuentra en las zonas más altas (entre los 400 a 600 msnm), como en la cima de la isla San Gallán, y las cumbres del Morro Quemado y el Cerro Lechuza. A este tipo de formaciones vegetales pertenecen las orquídeas, cactáceas y tillandsias, que sirven de refugio y hábitat a especies de invertebrados, reptiles, aves y pequeños mamíferos.
Esta vegetación depende principalmente de la humedad generada por las neblinas, que condiciona su estacionalidad y distribución. En las depresiones salobres de la zona de Pisco y Paracas se desarrolla vegetación típica de humedales, como totorales, matorrales bajos y pastizales de grama salada que sirven de refugio a aves.

Las costas e islas de Paracas protegen a 120 especies de aves, entre residentes y migratorias. Allí destacan el guanay (Phalacrocorax bougainvillii), los piqueros comunes (Sula variegata) y el pelícano o alcatraz (Pelecanus thagus) –productoras de guano, un poderoso fertilizante que se recolecta en las puntas e islas–, los famencos (Phoenicopterus chilensis), los rayadores (Rynchops niger), el chorlo vuelvepiedras (Arenaria interpres), el playero solitario (Tringa solitaria), y los zarcillos (Larosterna inca), entre otras especies de gaviotas, playeros, ostreros y hasta el cóndor andino (Vultur gryphus), quien desciende desde su reino de altura para alimentarse de los restos de lobos marinos durante la estación de reproducción (verano). Entre las especies de aves amenazadas que se protegen en la Reserva están el pingüino de Humboldt (Spheniscus humboldti) y el potoyunco peruano (Pelacanoides garnotii).

Entre los mamíferos terrestres destacan el zorro colorado o serrano (Pseudalopex culpaeus) y el costeño (Pseudalopex sechurae); entre los mamíferos marinos destacan la nutria (Lontra felina) y los lobos marinos fno (Arcthocephalus australis) y chusco (Otaria byronia), que forman grandes colonias en playas y roqueríos. La Reserva también alberga especies de cetáceos migratorios y residentes como la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae), el delfín oscuro o chancho marino (Lagenorhynchus obscurus), el tonino o marsopa espinosa (Phocoena spinipinnis), el delfín nariz de botella o bufeo (Tursiops truncatus), entre otros.

 

 

 

NO DEJE DE VISITAR

• El Museo de Sitio Julio C. Tello
• Las Islas Ballestas
• Playas La Mina, El Raspón, Mendieta, Atenas y Barlovento
• Lagunillas y mirador de lobos de Arquillo
• Bahía de La Independencia
• El Candelabro

SABIA USTED QUE:

La pesca artesanal en la zona de Pisco-Paracas es una de las principales actividades extractivas de su población. Existen cuatro centros de operaciones: San Andrés, El Chaco, Lagunillas y Laguna Grande.

Los restos humanos más antiguos que se conocen de Paracas consisten en entierros ubicados en la Pampa de Santo Domingo, al sureste del actual balneario de Paracas, en el litoral este de la bahía del mismo nombre. Pruebas de Carbono-14 arrojaron una antigüedad de 9.000 años.

Las islas Ballestas no forman parte de la Reserva, sin embargo están protegidas por Proabonos, una entidad estatal que se encarga de recolectar el guano de isla y comercializarlo.